hogares

 

ESPE

El Hogar de la Esperanza  es la extensión del Hogar de Chía, creado para varones. Su objetivo es formar los próximos hombres forjadores de un mejor futuro para nuestro país.

Estos niños provienen de poblaciones en alto riesgo de violencia, desplazamiento, pobreza, desnutrición y  deserción escolar; son  rescatados para  brindarles todos los recursos físicos y espirituales  necesarios para una formación integral basada en  amor. 

Cada niño pasa por un proceso de reeducación, nivelación y manejo de traumas, coordinado por sicólogos, trabajadores sociales y  consejeros espirituales, para  que tengan un desarrollo equilibrado.

 

El primer profesional de este hogar se graduó   en Comunicación Social,  de la Universidad Sergio Arboleda, y  desempeña su profesión con éxito,  en la reconocida revista de actualidad  Hechos y Crónicas.